Diócesis de Astorga

Noticias

Encuentro de Ministros Extraordinarios de la Comunión y Directores de Asambleas dominicales

16 - junio - 2018

ASTORGA, 16 DE JUNIO DE 2018

  El sábado 16 de junio se celebró en Astorga el Encuentro Diocesano de Ministros Extraordinarios de la Comunión y Directores de Asambleas Dominicales en Espera de Presbítero (ADEPs). El fundamento de esta convivencia se encuentra en las indicaciones que se expresan en el vigente Plan Pastoral Diocesano “LLAMADOS FORMAR UN NUEVO PUEBLO” que, por un lado, remarca la importante presencia y labor de los laicos en la animación de la fe en las comunidades cristianas y, por otro, propone que desde la diócesis se ofrezcan cauces de contacto para que los laicos implicados en distintas tareas litúrgicas y pastorales en las parroquias puedan conocerse, animarse e intercambiar experiencias que impulsen su corresponsabilidad y misión en la vida eclesial.

  En esta línea, este Encuentro se complementa con el que se celebró el pasado 19 de mayo y que convocó a los laicos asociados en el Apostolado Seglar, las Cofradías y Hermandades y los Consejos Pastorales de la diócesis. Ambos cumplieron el objetivo de ser colofón del fecundo trabajo conjunto realizado por los sacerdotes, religiosos y laicos durante el presente curso pastoral 2017-2018.

  Con una numerosa participación de más de 230 asistentes entre Ministros Extraordinarios de la Comunión y Directores de ADEPs –de los cerca de 300 designados en toda la diócesis–, provenientes de los diez arciprestazgos de la geografía diocesana y acompañados en muchos casos por sus párrocos, fue una intensa jornada de convivencia, formación y compromiso con los retos, objetivos y líneas de acción pastoral escogidos para el Programa Pastoral del primer año de aplicación del nuevo Plan Diocesano.

  La primera cita del día tuvo lugar en el Teatro Diocesano donde los participantes, después de acreditarse y compartir juntos un momento inicial de oración, escucharon la presentación que el obispo de la diócesis D. Juan Antonio Menéndez les hizo de su tercera Carta Pastoral, dedicada en esta ocasión a los laicos, titulada “VOSOTROS SOIS LA SAL Y LA LUZ DEL MUNDO”. En ella se recuerda la importancia de que los seglares hagan visible cada día su configuración bautismal con Cristo sacerdote, profeta y rey, y contribuyan a la edificación de la comunidad eclesial y a la corresponsabilidad evangélica desde el ministerio litúrgico para el que son designados por la Iglesia.

  A continuación D. José Luis Castro, Vicario General, en su calidad también de Delegado Episcopal de Liturgia, ofreció una exposición sobre la misión y funciones litúrgico-pastorales de los Ministros Extraordinarios de la Comunión y de los Directores de ADEPs.

  Aludió para comenzar a los documentos de referencia donde se contiene la normativa eclesial que regula la identidad y funciones encomendadas a estos ministerios recuperados en la reforma litúrgica impulsada por el Concilio Vaticano II. Entre ellos destaca por su importancia para los ministros extraordinarios de la comunión la Instrucción Inmensae caritatis, de la Sagrada Congregación para la Disciplina de los Sacramentos (29 -1-1973). En el caso de las ADEPs el documento regulador más importante es el Directorio para las Celebraciones Dominicales en Ausencia de Presbítero Christi Ecclesia, de la Sagrada Congregación para el Culto Divino (2-VI-1988), cuya adaptación para España la publicó el Secretariado Nacional de Liturgia de la CEE en 1992 con el título Celebraciones Dominicales y Festivas en Ausencia de Presbítero que, entre otras cosas, contiene las orientaciones generales y el Rito oficial para su celebración.

  Después el Vicario General y Delegado de Liturgia, se detuvo en la identidad, funciones y actitudes de unos y otros.

  Los MINISTROS EXTRAORDINARIOS DE LA COMUNIÓN son seglares o religiosos que han sido designados individualmente por un tiempo determinado por el obispo para ayudar a los sacerdotes en sus parroquias a distribuir la sagrada comu¬nión en la Misa, llevarla a los enfermos a sus casas y, en su caso, servir en otras celebraciones litúrgicas relacionadas con la Eucaristía como es la Exposición del Santísimo Sacramento sin bendición.

  La ASAMBLEA DOMINICAL EN ESPERA DE PRESBÍTERO es una reunión litúrgica de fieles cristianos establecida por el obispo, dirigida por un laico o religioso bajo la supervisión del párroco, que subraya y asegura la tradición cristiana del domingo en aquellos lugares donde no es posible celebrar la misa ante la falta de presbítero.

  Para que todos estos ministros puedan ejercer legítimamente su función se requiere concurran dos circunstancias:

  - la necesidad de la iglesia por motivos litúrgicos (imposibilidad de la misa dominical) o por cuestiones funcionales (asistencia masiva de fieles o limitación física del sacerdote).

  - la ausencia de ministros ordinarios (nunca por costumbre o comodidad del sacerdote).

  Las personas elegidas para poder ejercer estas funciones en las parroquias, han de ser presentadas por sus párrocos y designadas personalmente por el obispo de la diócesis, tras certificarse que cumplen las condiciones requeridas por la Iglesia, que son:

  •  Haber recibido la iniciación cristiana y ofrecer un testimonio visible de vida cristiana.
  •  Destacar por su madurez humana (mayoría de edad) y cristiana (ortodoxia de fe y costumbres).
  • Tener la aceptación y reconocimiento de la comunidad, evitando escándalo o extrañeza a los fieles.
  •  Disponer de tiempo, sobre todo los días festivos, y medios para ejercer su oficio.
  •  Recibir periódicamente una oportuna formación bíblica, teológica, litúrgica y pastoral.

  También se destacaron los fundamentos teológico-pastorales y actitudes personales que sustentan el ejercicio de las funciones de estos ministros litúrgicos:

  •  Respeto y aprecio a la Eucaristía.
  • Servicio a la comunidad cristiana.
  • Contribución a la santificación y vivencia cristiana del domingo.
  • Fidelidad a las normas litúrgicas de la Iglesia.
  •  Generosa disponibilidad.
  • Compostura exterior.
  • Coordinación con el pastor de la comunidad cristiana.

  Tras unos momentos de diálogo y reflexión al hilo de las intervenciones anteriores, los participantes en esta jornada diocesana se congregaron en la Catedral de Astorga, iglesia madre de la diócesis, para la celebración de la Eucaristía. En la parte final de la misma tuvo lugar el momento culminante del Encuentro: las personas presentadas por su párrocos aceptaron los compromisos de servir a la Iglesia en su ministerio, dando para ello ejemplo de vida cristiana y siendo fieles a las normas de la Iglesia, y el Sr Obispo hizo entrega personal del documento de designación que acredita la misión, relacionada con la distribución de comunión eucarística y la presidencia de celebraciones de la Palabra, con la que cada uno de estos ministros servirán a sus comunidades.

  La jornada concluía con una comida fraterna en el Seminario, en un clima de alegría y satisfacción por la experiencia compartida y el reconocimiento de la diócesis a su generosa labor en las parroquias.

VER IMÁGENES 

DESTACADOS

Plan Pastoral 2017-2021

Plan Pastoral 2017-2021

El nuevo Plan Diocesano de Pastoral 2017-20121 plantea como retos importantes a la acción evangelizadora de la Iglesia que peregrina en Astorga, en primer…

MÁS INFO
DÍA 7 -  LA IGLESIA HOY

DÍA 7 - LA IGLESIA HOY

Semanario Diocesano. Publicación semanal de la Diócesis de Astorga.

MÁS INFO
Formación permanente

Formación permanente

"AMORIS LAETITIA". EXHORTACIÓN POSTSINODAL. PAPA FRANCISCO.    

MÁS INFO
CURSO ALPHA

CURSO ALPHA

El Curso Alpha en la Diócesis de Astorga ¿Tienes preguntas? Si quisieras obtener un distinto y mejor resultado ¿harías siempre las cosas…

MÁS INFO