Diócesis de Astorga

Noticias

Reunión trimestral del Colegio de Arciprestes y los Vicarios

30 - enero - 2019

HACIA UNA NUEVA REALIDAD DIOCESANA. LA EVANGELIZACIÓN Y LA FORMACIÓN EN LA BASE DE UNA NUEVA ORGANIZACIÓN DIOCESANA

REUNIÓN TRIMESTRAL DEL COLEGIO DE ARCIPRESTES Y LOS VICARIOS

  El día 30 de enero se celebró en el Obispado la reunión trimestral del Colegio de Arciprestes y Vicarios presidida por el Sr. Obispo. Tras comenzar con un momento pausado de oración inicial, se dedicó un tiempo prolongado para exponer y debatir el seguimiento de lo que se está trabajando en los diversos Arciprestazgos en relación a las acciones propuestas el Programa Pastoral diocesano para el presente curso 2018-2019. Después, dos temas especialmente significativos para el futuro de la diócesis de los que aquí nos queremos hacer eco ocuparon la atención del orden del día.

  En primer lugar, el Sr. Obispo y los Vicarios presentaron a los arciprestes el “Documento de reflexión y trabajo sobre los criterios para la reestructuración de la organización diocesana”, el cual servirá de base a los sacerdotes, religiosos y laicos para tomar conciencia y profundizar en la necesidad que tiene la diócesis de organizar su pastoral de otra manera a como se ha venido desarrollando hasta ahora, acorde a la realidad y desafíos de los tiempos actuales entre los que podemos citar:

     - la rápida despoblación de las parroquias rurales

    - la creciente escasez de sacerdotes para la atención pastoral de las comunidades cristianas.

    - la notable secularización dentro y fuera de la Iglesia, donde aumenta el número de los “grandes ausentes” (niños y jóvenes, nuevos matrimonios y familias, inmigrantes, alejados, etc.).

    - la tendencia a la unificación en los servicios civiles en los pueblos y ciudades.

    - la necesidad de crecer en una corresponsabilidad económica diocesana etc.

  El trabajo comenzado parte de la propuesta de unos criterios base resultantes de las respuestas obtenidas en la consulta general que a finales del pasado curso pastoral hicieron llegar a la diócesis un buen número de parroquias y comunidades de vida consagrada. Dichos criterios son:

    1. La Iglesia, sacramento de la unión con Dios.

    2. Prioridad de la evangelización.

    3. Comunión para la misión.

    4. Corresponsabilidad a través de estructuras participativas.

    5. Impulso de los ministerios laicales y la pastoral vocacional.

    6. Planificación racional, no improvisación o costumbrismo.

    7. Encarnación de la fe en la realidad.

    8. Comunidades más fraternas y solidarias con los pobres.

  La reflexión y concreción de estos criterios de diversos tipos (teológicos, sociológicos, pastorales, jurídicos) ayudará a avanzar en los diversos aspectos decisivos para la reestructuración que en el corto espacio de tiempo de 10-15 años ha de tener completada nuestra diócesis de Astorga, los cuales son:

  • Profundización en la conversión pastoral necesaria en las personas e instituciones, para conseguir comunidades evangelizadoras y misioneras para el mundo de hoy.
  •  Preparación de la reorganización de las actuales parroquias y CAPs diocesanos en Unidades Pastorales, es decir, comunidades estables de fieles en forma de agrupación de parroquias que desarrollan una acción pastoral común centralizando recursos humanos y materiales.
  •  Participación corresponsable de los diversos sectores de la comunidad diocesana, recogiendo de manera ordenada las aportaciones personales y conjuntas resultantes de los debates en los arciprestazgos, comunidades de vida consagrada y consejos pastorales.
  • Fijación, según un orden prioritario, de los criterios definitivos que la diócesis tendrá como referencia para reestructurar la organización diocesana, la cual se irá acometiendo a partir del próximo curso.

  El segundo gran tema que se abordó en la última parte de la reunión de los Vicarios y Arciprestes fue el de la formación de los laicos, acción primordialmente presente en nuestro Plan Pastoral Diocesano 2017-2021. D. José Antonio Madero, responsable diocesano de la Acción Católica General, presentó el nuevo proyecto eclesial y formativo “A VINO NUEVO, ODRES NUEVOS” que propone para las parroquias de la diócesis esta asociación laical de la Iglesia española. La misión evangelizadora de los laicos, que requiere un proceso serio y estable de formación, es el centro de este proyecto renovado al servicio de la Iglesia diocesana.

  Estos temas serán tratados y debatidos con carácter prioritario también a lo largo del presente curso pastoral en las comunidades de vida consagrada presentes en la diócesis, en los diversos Consejos diocesanos (Consejo de Presbíteros, Consejo Pastoral, Consejos Arciprestales), así como en las Delegaciones episcopales y los arciprestazgos.

  De esta forma en nuestra diócesis queremos recoger también la invitación que el Papa Francisco nos hace en la Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium “a ser audaces y creativos en esta tarea de repensar los objetivos, las estructuras, el estilo y los métodos evangelizadores de las propias comunidades”.

 

José Luis Castro Pérez – Vicario General

Imagenes