Diócesis de Astorga

Noticias

Encuentro Diocesano de Catequistas en La Bañeza

04 - mayo - 2019

“No es por lo que eres

Es por lo que transmites.

Ahí está tu magia”.

  El día 4 de mayo del 2019, se llevó a cabo el Encuentro anual de Catequistas en La Bañeza.

  La respuesta de las diferentes parroquias de la Diócesis, fue sorprendente, llegamos a ser 103 personas de Galicia, Zamora y León.

  El buen ambiente que se creó fue el resultado de muchos factores:

   • Gente con ganas de compartir acoger, aprender, escuchar, reír, ayudar,…

   • Facilidades de los representantes de los centros donde se llevó a cabo (los sacerdotes de las parroquias, el centro educativo “San José de Calasanz” representado por su conserje a nuestro servicio todo el tiempo y el director del Museo de la Alhajas.

   • El buen tiempo; por qué no

   • La paciencia de todos los asistentes

   • El buen equipo de trabajo que llevó a cabo la preparación del Encuentro.

   • La ayuda, a la hora de avanzar, del delegado de catequesis.

  Este año el tema que se trabajó llevaba el título: “El catequista, persona que acompaña y comparte” . Por eso el relato de Jesús con los discípulos de Emaús orientó y enmarcó el Encuentro y la reflexión.

  Así trascurrió el día:

  Tras reunirnos a la puerta de la iglesia de “El Salvador”, pasamos dentro después a recoger el material de trabajo y comentamos el día con la “Oración de la mañana” y con un breve explicación tanto de la historia de dicha Iglesia, como de lo que se puede ver en su interior.

  A continuación se dividió la jornada matinal en tres partes:

    La ponencia a cargo de Nieves Fernández Núñez, hija de la Caridad y profesora de Avilés. “Nos dejó unas cuantas buenas ideas, pero también unas cuantas “lanzas” para despertarnos”.

    El trabajo en grupos donde, aparte de reflexionar, se llevó a cabo un encuentro de “tú a tú” entre personas de diferentes lugares que se ocupan de lo mismo.

    La celebración litúrgica donde aparte de leer el relato de Emaús, se puso en común tanto las reflexiones de los diferentes grupos como las canciones preparadas para tal fin. Y que finalizó con la “oración final”.

  Y como no, llegó la comida: por supuesto, compartida y amena.

  Cada grupo preparó comida y postres para compartir. Las canciones y el buen humor no faltaron.

  Para finalizar la jornada, ya por la tarde, la visita turística a la Iglesia de Santa María, al Museo de la Alhajas y a la capilla de Nuestro Padre Jesús Nazareno.

  Pero cuando acabó la visita turística, hubo que volver “a casa” porque a veces las distancias mandan.

Tere Herrero

Imagenes